Adhara (2015). Dispositivo óptico a gran escala, resultado de un acomodo preciso de cuatro caras de espejo que responden a un problema geométrico concreto. Consiste en una construcción con una entrada triangular que invita a experimentar un espacio infinito. En el interior aparecen proyectados triángulos luminosos que generan polígonos flotantes que se multiplican en el espacio así como la silueta de los espectadores. El espectador se enfrenta a un espacio definido por formas, colores y luz.

 

Adhara, 2015

espejo, acrílico, madera, leds

instalación en sitio específico

443 x 855 x 333 cm

Proyecto realizado con el apoyo del Museo de Arte Contemporáneo de Monterrey (MARCO).